EL PEOR DIA DE MI VIDA………O NO???

Los deportistas de élite, generalmente son personas que pasan muchos años de su vida preparándose para competir.

Un campeonato Mundial o Los juegos Olímpicos son competencias que se realizan cada 4 años aproximadamente, por lo que el deportista pasa muchos años entrenando para ese evento.

Imaginemos que Durante 4 años nos enfocamos en una competencia, todos los días tenemos que entrenar, cuidarnos en la alimentación, prepararnos psicológicamente  y físicamente para poder estar al nivel de todos los competidores.

Son años de  esfuerzo, dedicación, sufrimiento y mucha perseverancia para poder cumplir un sueño… nuestro sueño de ser campeón.

4 años de duro entrenamiento para pruebas o competencias que pueden durar solo algunos segundos o quizás minutos.

Y que pasaría si luego de tanta planificación y  entrenamiento no logramos nuestros objetivos y ni siquiera podemos mostrar todas nuestras capacidades?

Quiero contarte la historia de DEREK REDMOND.

El es  un deportista Corredor de 400 metros en las OLIMPIADAS DE BARCELONA 92 donde era el FAVORITO PARA GANAR LA MEDALLA DE ORO.

Pero tenemos que entender que HAY VECES QUE LAS HECHOS NO SUCEDEN COMO LOS PLANEAMOS.

El comenzó la competencia y cuando quedaban aproximadamente 150 metros siente un fuerte dolor en los músculos isquiotibiales de su pierna derecha, por lo que deja de correr y cae arrodillado al suelo, luego de unos segundos, el piensa que esta bien perder la carrera con otros competidores pero no esta bien perderla con su cuerpo, por lo que se levanta y comienza a avanzar  saltando, a los pocos segundos se acerca un hombre a ayudarlo a continuar.

Ese hombre es su padre que le dice ” deja de correr, ya esta, esta carrera ya termino” pero DEREK, le pide que lo ayude a terminar la carrera por lo que deciden terminarla juntos.

Derek por una lesión  no puedo ganar esa carrera, pero la lesión no fue obstáculo para terminar.

Paso de ser el peor día de su vida, a ser el mas recordado como un ejemplo de vida y  superación 

Muchas veces en la vida nos va a pasar que no podemos cumplir con ese sueño tan deseado, con ese objetivo.

Lo importante es entender que la vida va a continuar y nosotros podemos utilizar esa experiencia negativa como un impulso para poder superarnos, aprender y así cumplir otros objetivos.

FRACASAR NO ES TERMINAR, ES VOLVER A EMPEZAR.

TE DEJO UN FUERTE ABRAZO.

FERNANDO BÉJAR

No te olvides de seguirme en TWITTER

y en FACEBOOK

aquí les dejo el video de ese momento.

Aqui podes dejar tus comentarios